El encanto de las mil y una noches de Marruecos

marruecos

 

Marruecos, en África, es simplemente inolvidable, te sientes en una película de principio a fin, una cultura tan diferente e interesante que es una viaje que te recomiendo 100%. Nos quedamos en Marrakech, exactamente en la Ciudad Vieja, amurallada, llamada la Medina y declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco. Llegamos de madrugada y yo estaba ultra asustada porque no se veía mucho y no hay edificios altos, no parecía área de hoteles, nos habían dicho que nos íbamos a quedar en un “riad” y aquí comienza la aventura, toma nota si quieres visitar este maravilloso lugar:

¿Dónde quedarse?

Cuando llegamos a nuestro riad yo no quería ni entrar, por fuera era como una casa, una puerta sin iluminación y en una calle horrible, sinceramente pensé que hasta allí llegaba mi vida, hasta que se abrió la puerta y ohhhhhhh que locura. Son casas antiguas que jamás imaginarias lo que hay dentro. Todas tienen patios internos divinos y cuartos alrededor en 2 o 3 pisos máximo, son pocas habitaciones pero es como entrar a un mini palacio, todo decorado estilo marroquí con azulejos de colores inimaginables, plantas hermosas, piscinas y una atención personalizada. La mayoría de los turistas prefieren quedarse en un riad, puedes encontrar muchas recomendaciones y precios en la web, mi habitación era como para una princesa, afuera un jacuzzi espectacular para ver el atardecer después de un día conociendo. Afuera de la medina, puedes encontrar toda clase de hoteles de las grandes cadenas mundiales pero sinceramente no encuentro ninguna gracia en ir hasta allá y quedarse allí. Te recomiendo un bello riad, sigue la cuenta en Instagram @simplymorocco para que te enamores de varios de ellos.

Trasporte

Hay taxis por todos lados, nosotros conseguimos un guía que nos habían recomendado: el gran Abdulito, sin ese señor no sé qué hubiéramos hecho. El idioma oficial es bereber y el árabe clásico, mucho francés y nos encontramos a muchos que hablan español. Abdulito hablaba nuestro idioma y nos hizo las mejores recomendaciones, además tenía muy buen humor…y 3 esposas. Busca un guía oficial que te lleve y traiga de todos lados, no es caro contratarlos por día.

Lugares de interés

Plaza Yemaa el Fna: es un lugar lleno de vida diaria de los habitantes del área, es el lugar de los famosos encantadores de serpientes, eso es un espectáculo de ver, vendedores de frutas, terrazas para café y comer y los famosos mercaderes con ropa, adornos, lámparas, toda una explosión de colores y olores. Prepárate para regatear. La mezquita Kutubía, hermosa edificación para conocer y tomar fotos inolvidables. El Jardín Majorelle propiedad del diseñador de Yves Saint Laurent, es un lugar para soñar entre hermosas flores, árboles y un museo de arte islámico. Tienes que ir a una excursión para montar camello por el palmeral, es una experiencia surrealista y muy divertida. El espectáculo de cena y show de Chez Alí es un “must” allí me sentí como en las mil y una noche.

Subimos a la montaña donde están las mujeres que crean productos de argan, fue muy curioso su trabajo y nos llevamos de todo, por esa área también compré un espejo divino que traerlo a Panamá fue un lío pero valió la pena. También fuimos a un hammam que es como un spa con el famoso baño turco, un ritual de higiene muy importante entre esa cultura, es todo un proceso que hay que conocer y entender.

Que gran aventura fue ir a Marruecos, tengo que regresar para conocer Casablanca, Rabat, Fez y muchas otras que quedaron pendientes. Ah y me quedaré en un riad y llamaré a Abdulito por supuesto. Algo de me olvidaba: los musulmanes no beben licor pero los turistas si pueden hacerlo.

Gracias a mis compañeros de viaje Giselle González y Riche Olivella ¡son los mejores!

Sobre Cibeles De Freitas

Cibeles De Freitas, amiga de todos, reconocida relacionista pública, gran comunicadora y amante de las redes sociales en Panamá.

Ya viste el canal oficial de Cibeles De Freitas en YouTube? Ver en YouTube