Hace 15 años conocí el terror… Torres Gemelas. AMERICA UNDER ATTACK

torre-gemelas

Hace 15 años conocí el terror. El verdadero terror, estar en los Estados Unidos, en Los Angeles, cuándo sucede una de las peores tragedias de los últimos tiempos me hizo enfrentarlo de frente. Eramos muchos los panameños allá ese 11 de septiembre, serían los Grammys Latinos y el grupo panameño de rock Los Rabanes estaban nominados, estábamos muy emocionados y  los canales de televisión y las principales emisoras de radio enviaron a su gente, aparte fueron varios solo a disfrutar y apoyar. Melissa Velarde, Michelle Simons, Chino Lim Yueng, Roly Sterling, Erika Nota, Lula Lopez, Los Rabanes, productores, camarógrafos y muchos más estábamos allá, felices de compartir con nuestros compatriotas su posible triunfo. Hasta que lo impensable sucedió. La noche anterior nos habíamos quedado un grupo hasta tarde echando cuentos y mirando la maravillosa vista de nuestro hotel en Santa Mónica al lado de la playa. Estabamos felices, nuestro plan a primera hora en la mañana siguiente era ir a la clásica gira por las casas de los famosos. Dormiamos varias en su solo cuarto y cuando despertamos, una se bañaba, la otra tomaba café, una más se maquillaba, en el baño habían dos televisores, era un hotelazo, cuando empezó la noticia del primer impacto de un avión a la primer torre yo lo vi en el baño. Quedamos frías, que terrible accidente pensamos, nos quedamos tristes pero por allí mismo salimos porque ya nos esperaban abajo. Antes de llegar al tour, ya había pasado lo del segundo avión y las razones habían pasado de accidente a posible acto de terrorismo. Nadie sabía bien que pensar o hacer, cancelamos el paseo y regresamos al hotel. Allí empezó el verdadero horror, dos de los aviones tenían como destino Los Angeles, donde estábamos, y a medida que se iba definiendo el panorama más miedo nos daba. Recuerdo vernos pegados a la TV y ver el nerviosismo de los periodistas y locutores norteamericanos, nadie sabía nada a ciencia cierta, se iba develando la verdad a cuenta gotas, no era accidente, ya era un hecho que fue un ataque. Y nosotros lejos de nuestra patria amada.

Cuando ya los cintillos de los noticieros decían: AMERICA UNDER ATTACK, palidecimos. ¿Qué hacer? nuestras familias enloquecidas desde Panamá nos daban fuerzas pero estaban igual de desesperados que nosotros. Cerraron los aeropuertos, no podíamos tomar un avión y huir, además el hotel donde estábamos era caro, solo íbamos por un par de días, no podíamos pagarlo más, además nos quedábamos sin dinero. Era una mezcla de situaciones que aunadas a la incertidumbre nos tenía locos. Nos fuimos a un hotel más barato que quedaba al lado del aeropuerto, o sea que los aviones nos pasaban por encima con un ruido espeluznante porque sentíamos que nos iban a caer encima, o los tumbarían o lo que sea!

Estuvimos allá 2 semanas, sufriendo con cada historia de las personas que murieron, bomberos que sacrificaron sus vidas, era horrible. Cuando abrieron los aeropuertos fue un lío porque iban en orden de atraso, o sea que cada vez que nuestras reservan estaban arriba y pensábamos que nos íbamos zazzzz había otra gente antes que nosotros. Desde Panamá alguien nos ayudo por medio de Copa y nos fuimos 4 para el aeropuerto, Erika Nota, Ricardo Aguilar, un camarógrafo y yo. Nos revisaban los pasaportes cuando note un gran silencio, el counter daba hacia la calle donde se bajaban los pasajeros, siempre hay carros entrando, pero no había ninguno. Lo comente pero seguimos. Hasta que anunciaron que había una amenaza de bomba y habían cerrado la entrada. La verdad en ese momento estaba agotada, física y mentalmente, y pensé, bueno si va a explotar esto, hasta aquí llegué, ni modo. Por alguna razón se me fue el miedo y seguimos adelante, si me iba a morir pues ya. Algo paso con las reservas de Ricardo Aguilar, que es uno de mis mejores amigos, y la del camarógrafo y no pudieron viajar. Desde las escaleras eléctricas los puedo ver todavía tristes con el equipo de cámaras en el suelo, yo lloraba. Qué dolor.

Hay muchos más detalles pero lo importante aquí es que cada 11 de septiembre recuerdo con el corazón en la mano a cada persona que murió ese día, tantas vidas trastocadas, tantos sueños rotos. Mi alma estará siempre con ellos. Y ruego que paren los ataques de odio en el mundo. No conozco ni una historia feliz y ni que nada se haya arreglado después de este tipo de actos tan cobardes.

 

Sobre Cibeles De Freitas

Cibeles De Freitas, amiga de todos, reconocida relacionista pública, gran comunicadora y amante de las redes sociales en Panamá.

Ya viste el canal oficial de Cibeles De Freitas en YouTube? Ver en YouTube