Jerusalem: ¡más viva que nunca!

cib-getsemani-2

Jerusalem impacta desde el primer momento. Gracias a la Embajada de Israel en Panamá y su Embajador Gil Artzyeli me encuentro visitando está increíble tierra, mil gracias por la oportunidad. Tenía en mi cabeza cómo sería pero una cosa es imaginarlo o lo que has visto anteriormente en fotos o películas y otra muy diferente es caminar por sus calles y sentir su energía. En mi primer día conociendo la ciudad fue emoción tras emoción:

Primero fuimos al Monte de Los Olivos, con una vista impactante es considerado uno de los lugares más sagrados de Tierra Santa, fue por allí por donde pasó Jesús y le fueron entregados los ramos en día domingo y por eso la tradición. Caminamos hacia abajo y encontramos el Huerto de Getsemaní, un jardín lleno de olivos milenarios donde oró Jesús antes de ser arrestado por guardias guiados por Judas, dentro de la iglesia junto al huerto está la piedra donde se recostó y lloró. Muy emotivo.

Fuimos a nuestro aire y sin apuros conociendo la Ciudad Vieja donde se mezclan mercados, restaurantes y personas de todas las religiones, hicimos una parada para comer en el Restaurante Lina, el más famoso y especializado en humus de todas las clases, es un lugar pequeñito pero no cabe ni un alfiler, vale la pena ir y pedir entre todos varias entradas. Seguimos hacia el Cenáculo donde se celebró la última cena, puse mi mente en blanco para poder imaginar ese momento en ese lugar. Wao. Allí también está la Torre de David donde se encuentra enterrado el Rey David, se puede entrar pero separan hombres de mujeres y nosotras tenemos que ir con la cabeza cubierta en señal de respeto, en la parte de arriba tuvo lugar el atardecer más rosado que he visto en mi vida.

Tomamos rumbo hacia el Santo Sepulcro, es muy difícil de explicar lo que se siente entrar allí, es un centro de gran peregrinación y apenas ingresas se encuentra la Piedra de la Deposición, donde fue preparado el cuerpo de Jesús luego de ser bajado de la cruz para ser enterrado, allí los que van llegando rezan y ponen pertenencias buscando ser bendecidos. El sepulcro se encuentra a pocos metros y hay mucha gente pero con paciencia se llega y seas creyente o no hay algo que te conmueve hasta las lágrimas, yo no podía creer que estaba allí, fue muy emocionante.

El clima en noviembre y diciembre es frío como de 10 grados hasta unos 18, con un buen abrigo y zapatos cómodos estarás perfecto.

Finalizamos el día con una cena por parte dela Señora Adis Urieta Embajadora de Panamá en Israel, fue vital escuchar información adicional para nuestros próximos destinos.

Tengo mucho más que contarles, tendré más escritos para que su próximo destino sea en el sorprendente Israel.

 

Sobre Cibeles De Freitas

Cibeles De Freitas, amiga de todos, reconocida relacionista pública, gran comunicadora y amante de las redes sociales en Panamá.

Ya viste el canal oficial de Cibeles De Freitas en YouTube? Ver en YouTube