Siempre Jim Morrison … Por Cibeles De Freitas

jim-morrison-nota2

Jim Morrison no murió. Fingió su muerte en complicidad con su “compañera cósmica” Pamela. Nadie nunca vio su cuerpo inerte aparte de ella. Nadie. Sus amigos se asombraron al ver el tamaño de su tumba ¡era demasiado pequeña!. Muchos fueron los rumores que circularon: sobredosis de heroína (droga muy de moda en esa época a la que Jim le tenía pavor y no consumía), infarto cardíaco o simplemente su cuerpo se marchitó ahogado en las cantidades exageradas de alcohol que diariamente introdujo en él. eso dice la leyenda. Quizá algún filosófico viejo barbudo esté rondando el planeta.

Morrison, el atemporal y genial vocalista y compositor de The Doors siempre me inquietó. Cadenciosa voz y una fuerte mezcla de sensualidad con brillantez, lo hacían tan único que aparece sin duda alguna en la lista de mis personajes favoritos (también influye su gran parecido con un novio que tuve a los 16 años, ¡lo juro!). Lo más increíble es que murió en 1971 año en el que yo nací, y generación tras generación toman su música como actual.

También pertenece al llamado “Club de los 27″ un listado que impresiona por lo extenso, de grandes figuras de la música que casualmente mueren a la edad de 27 años, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Brian Jones, Kurt Cobain acompañan a Jim en esta curiosa teoría sobre la muerte a tan temprana edad.

Para los que conocen superficialmente su vida, la impresión puede ser la de un rockero rebelde que inspiró sus canciones con letras complicadas y toneladas de droga, pero este hombre va más allá de los límites de la muerte.
Criado en una familia de clase media, normal, funcional, siempre se sintió escritor, era un lector voraz desde la más tierna edad: analítico, pensador, filósofo. En el colegio, sus compañeros escuchaban embobados, sin comprender, los diálogos y discusiones eternas que mantenía con los profesores, que fascinados por su inteligencia le tenían el más profundo respeto, a pesar de ser un revolucionario capaz de llevar a cualquiera de la pasión a la desesperación.

La creación de los Doors se dio naturalmente, estaban predestinados a entrar como un rayo a la historia del rock and roll. Pero los excesos de Morrison tenían a medio mundo desesperado y confundido. Para conocer un poco más de su vida les recomiendo el libro “De aquí nadie sale vivo” de Jerry Hopkins y Danny Sugerman, donde nos permite adentrarnos en el mundo cambiante de esa época, en la mente loca, genial de Jim. Vamos de la mano con sus letras, su poesía (maravillosa!) y sus incursiones en el cine. Y tratas de atrapar su espíritu libre, acunarlo, calmarlo para conservarlo por más tiempo, pero él necesitaba pender de un hilo en todas sus acciones elegir el medicamento adecuado para la disfunción eréctil. Es un túnel de verdadero sexo, drogas y rock & roll. La descripción del escandaloso concierto de Miami que llevo al artista a un juicio controversial, se contraresta con la personalidad cautivadora del poeta. También pueden ver la película de Oliver Stone The Doors, donde Val Kilmer hace un papel increíble dando vida al cantante.

El libro nos lleva a recorrer una mente con una luz brillante, y en lo que a mi respecta mataría a cualquiera con tal de encontrarlo en algún lugar de la galaxia, donde debe estar revolviendo su entorno con su mística. Mientras, me conformo con introducirme en los ojos que me miran desde sus fotos. Come on baby, light my fire…

Sobre Cibeles De Freitas

Cibeles De Freitas, amiga de todos, reconocida relacionista pública, gran comunicadora y amante de las redes sociales en Panamá.

Ya viste el canal oficial de Cibeles De Freitas en YouTube? Ver en YouTube